49 muertos en ataque de extremista, que transmitió en vivo la matanza en Nueva Zelanda

Un hombre extremista armado mató a tiros a 49 personas e hirió a más de 40 en dos mezquitas de Nueva Zelanda, algunas de ellas postradas en oración, mientras transmitía en vivo algunos de los asesinatos, incidentes que la primera ministra, Jacinda Ardern, calificó como terrorismo.

El pistolero transmitió por Facebook imágenes en vivo del ataque a una mezquita en la ciudad de Christchurch, con imágenes que replicaban matanzas en videojuegos, luego de publicar un “manifiesto” en que llamó “invasores” a los inmigrantes.

El video, que tuvo una amplia difusión en las redes sociales, mostraba al hombre conduciendo a una mezquita, entrando y disparando al azar a personas que se encontraban dentro. Reuters no pudo confirmar la autenticidad de las imágenes.

La policía dijo que arrestó a tres personas, incluido un hombre de unos 20 años que había sido acusado de asesinato. Las autoridades no han identificado a ninguno de los sospechosos.

“Fuimos escogidos (para este acto de violencia) porque representamos la diversidad, la bondad, la compasión, un hogar para aquellos que comparten nuestros valores”, dijo Ardern en un discurso. “Nos has escogido, pero te rechazamos y condenamos por completo”.

El presidente estadounidense, Donald Trump, condenó la “masacre horrible” en lo que la Casa Blanca calificó de “perverso acto de odio”. “Estados Unidos apoya a Nueva Zelanda en cualquier cosa que podamos hacer”, escribió Trump en Twitter.

El manifiesto del pistolero elogió a Trump como “un símbolo de la identidad blanca renovada y el propósito común”. La Casa Blanca no respondió de inmediato a una solicitud de comentarios.

Ahmad Al-Mahmoud, testigo de los hechos, dijo a medios que estaba en la mezquita de Al Noor (de la luz) y que el sospechoso era blanco, rubio, y que llevaba un casco y un chaleco antibalas. “Tenía una pistola grande (…) entró y comenzó a disparar”, relató, agregando que él y otros escaparon rompiendo una puerta de vidrio.

La policía dijo que 41 personas murieron en la mezquita de Al Noor, siete en una mezquita en el vecindario de Linwood y una más en el hospital. No estaba claro inmediatamente que la misma persona haya tacado los dos lugares.

Transmisión en vivo
Poco antes de que comenzara el ataque, una publicación anónima en el sitio de discusión 8chan, conocido por acoger una contenido que incluye discursos de odio, dijo que su autor iba a “llevar a cabo un ataque contra los invasores” e incluyó enlaces a una transmisión en vivo de Facebook donde apareció el tiroteo y un manifiesto.

El manifiesto citó “genocidio blanco”, un término que los grupos racistas suelen utilizar para referirse a la inmigración y el crecimiento de las poblaciones minoritarias, como su motivación.

El enlace de Facebook dirigió a los usuarios a la página de un usuario llamado brenton.tarrant.9. Una cuenta de Twitter con la arroba “@brentontarrant” publicó el miércoles imágenes de un rifle y otras armas militares decorados con nombres y mensajes relacionados con el nacionalismo blanco, que presuntamente se veían en las imágenes del ataque a la mezquita el viernes.

Las imágenes en línea, que parecían haber sido captadas con una cámara sujeta sobre la cabeza del tirador, lo mostraban mientras conducía. Después de estacionarse, tomó dos pistolas y caminó hasta la mezquita donde abrió fuego.

En el transcurso de cinco minutos, disparó repetidamente a los fieles, dejando más de una decena de cuerpos en un salón. Regresó al auto para cambiar de arma y entró nuevamente a la mezquita para dispararle a cualquiera que mostrase señales de vida.

El video mostró al sospechoso alejándose a alta velocidad y disparando desde su auto. Otras imágenes, grabadas por otra persona, mostraban a la policía arrestando a un hombre armado en una acera junto a una carretera.

La policía dijo que se encontraron artefactos explosivos improvisados. El video del pistolero había mostrado latas rojas de gasolina en la parte trasera de su auto, junto con las armas.

Manifiesto
Antes de pasar a la acción, el hombre, que se presenta como un blanco de clase obrera con pocos recursos, publicó en Twitter un manifiesto racista de 74 páginas titulado “El gran reemplazo”, en alusión a una teoría originada en Francia y que va ganando terreno entre los círculos de la ultraderecha según la cual los “pueblos europeos” son “reemplazados” por poblaciones no europeas inmigrantes.

El documento detalla dos años de radicalización y preparativos. Afirma que los momentos claves de su radicalización fueron el fracaso de la dirigente ultraderechista Marine Le Pen en las elecciones francesas de 2017 y la muerte de la pequeña Ebba Åkerlund de 11 años en un atentado con camión en abril de 2017 en Estocolmo.

Las cuentas en Twitter, Instagram y Facebook donde fue publicado el video, las fotos y el manifiesto fueron desactivadas.

“Esta claro que esto solo se puede describir como un ataque terrorista (…) Por lo que sabemos parece que estaba bien planeado”, dijo Ardern.

Desde Sídney, el primer ministro australiano, Scott Morrison, describió al autor como un “terrorista extremista de derecha, violento”.

Los tiroteos son raros en Nueva Zelanda, un país que en 1992 restringió la legislación para tener acceso a armas semiautomáticas tras una matanza de 13 personas en la ciudad de Aramoana, en la Isla Sur. AFP

C.T.V.