Alimentos para bajar el colesterol

Cuando escuchamos la palabra “colesterol”, enseguida le damos una connotación negativa, pero en sí, este no es malo. El colesterol es un tipo de grasa que se genera en el cuerpo y es fundamental para el buen funcionamiento de ciertas hormonas, es precursor de vitamina D y da solidez a las membranas celulares.

Colesterol “bueno” y colesterol “malo”

Existen dos tipos de colesterol. Al colesterol de baja densidad (LDL) se lo conoce como el “malo”. El alto nivel de este lleva a la acumulación de colesterol en las arterias. Al colesterol de alta densidad (HDL) se lo conoce como el “bueno”. Este trasporta el colesterol de otras partes del cuerpo al hígado, en dónde se elimina.

El problema está en cuando el colesterol de nuestro cuerpo es elevado, lo que puede causar enfermedades al corazón si se concentra en la sangre en niveles excesivos. ¿Esto por qué ocurre? La hipercolesterolemia (colesterol alto) se produce por malos hábitos como fumar y consumir alimentos altamente grasos, pero también puede ser hereditario.

En una dieta para bajar los niveles de colesterol es importante dejar a un lado las grasas saturadas y grasa trans. Estas se encuentran en snacks, carne roja, productos lácteos enteros, huevos, aceite de palma y coco, etc. Cabe aclarar que en cantidades pequeñas estos alimentos no representan ningún peligro.

Alimentos para combatir el colesterol alto:

  1. Verduras y frutas: Ideales ya que todas son bajas en grasas saturadas. Si las frutas o verduras vienen enlatadas, es recomendable elegir las que sean bajas en sodio.
  2. Frutos secos: contienen ácidos grasos poliinsaturados, estos son un tipo de grasa saludable.
  3. Pescado azul: Alto en ácidos omega 3, un subtipo de ácido poliinsaturado, que como se mencionó, también contienen los frutos secos.
  4. Té: Muchas personas toman té para bajar los niveles de grasas y colesterol en la sangre. El más utilizado es el té verde por sus antioxidantes.
  5. Cereales integrales: Los cereales integrales (quinoa, avena, trigo, maíz) contienen fibra soluble. Esta fibra reduce la absorción de colesterol “malo” y evita que llegue a la sangre.
  6. Aceites vegetales: El aceite de oliva, girasol y canola también contienen grasas que se pueden encontrar en los frutos secos y pescado azul.
  7. Claras de huevo: A pesar de que comer huevos en exceso no es recomendable, porque elevan el colesterol, los expertos recomiendan consumir claras de huevo. ¿Por qué? Estas ayudan a que aumente el colesterol “bueno”.

 

A.M.