Autoridades mencionan que el empleo está en fase de “estabilización”

Para el Gobierno actual, las recientes cifras del mercado laboral, que demuestran el descenso del empleo adecuado o considerado pleno, son parte de una tendencia que se manifestó desde 2014 hasta 2016 como “consecuencia del fin del boom petrolero”.

Así lo explicaron este miércoles 18 de julio, Reinaldo Cervantes, director ejecutivo del Instituto Nacional de Estadística y Censos (INEC) y Santiago Caviedes, viceministro de Economía y Finanzas, aseguraron que el país acude a una “estabilización” del empleo pleno, el cual se deterioraba cada año que pasaba.

Hasta junio de 2018, el empleo adecuado abarca el 38,9% de la población con trabajo. Frente a junio de 2017, cuando se ubicaba en el 40,1%, el indicador disminuyó 1,2 puntos. Sin embargo, el INEC indica que la variación “no es estadísticamente significativa”.

Caviedes manifestó que la reducción de ese indicador es debido a que se agotó el modelo de crecimiento basado en el gasto público que, a su vez, era sostenido por el alto precio del crudo. “Los resultados que vemos ahora no son una sorpresa”, enfatizó Caviedes y remarcó que las caídas importantes en la generación de empleo privado se han dado por un ambiente de hostigamiento a la empresa privada.

De esta manera, las esperanzas se encuentran puestas en las inversiones y efectos de la Ley de Fomento Productivo, cuyo veto presidencial llegó ayer a la Asamblea Nacional.

El empleo inadecuado engloba el 56,4%, dentro de eso el 26,5% corresponde a otro empleo no pleno. Esta última categoría fue la que aumentó desde junio de 2017 hasta junio de 2018, pasó de 24,3% a 26,5%. A ese grupo, según el INEC, pertenecen personas con empleo que no tienen el deseo y disponibilidad de trabajar horas adicionales.

“Lo que puede ocurrir es que ya trabaja demasiadas horas y que el ingreso marginal que tiene por una hora no es significativo”, explicó Cervantes, quien aclaró que el indicador es distinto al subempleo, en el cual las personas sí tienen la aspiración de trabajar más horas.

Entre los factores que pudieron influenciar en el escenario actual, Caviedes mencionó que Ecuador requiere tener mejores condiciones de competitividad frente a otros mercados, por lo que no se deben descartar opciones para revisar la rigidez laboral, sin que eso signifique precarización.

La Secretaría de Comunicación (SECOM) informó, por medio de un boletín de prensa, que el Estado enfrenta con decisión la situación económica heredada y en apenas un año de gestión, se ha estabilizado la economía.

 

C.B.