Conoce a Luka Modric, el ganador del Balón de Oro

El pasado domingo 15 de julio, el mundo se dividió entre los que apoyaban a Francia y los que deseaban que Croacia obtuviera su primera copa mundial. Después de que se coronara al primero como el ganador, la FIFA anunció que el croata Luka Modric había triunfado como el mejor jugador del Mundial Rusia 2018. El centrocampista de 32 años de edad se llevó el Balón de Oro después de haber sido el que mejor desempeño tuvo en tres de los siete partidos que disputó.

Su infancia no ha sido fácil, ya que creció entre guerras que provocaron la muerte de su abuelo. Por esta razón, el futbolista y su familia tuvieron que abandonar su hogar y empezaron a vivir en hoteles en condición de refugiados.

En la biografía Luka Modric: El hijo de la guerra, el escritor Vicente Azpitarte relata: “Una milicia serbia acribilló en mitad de la noche a balazos al abuelo Luka, guarda de caminos y bosques, a unos pocos cientos de metros de su casa. El ruido de la ametralladora llegó al hogar familiar. Cuando Stipe (padre de Modric) encontró a su padre yaciendo inerte y ensangrentado en el suelo, tuvo claro que era el momento de huir”. A pesar de esta situación, Modric se amparó en el fútbol y aprovechó de los pasillos de los hoteles para practicar con el balón. Pronto logró ser reclutado por las divisiones menores del Dìnamo Zagreb, en la capital de Croacia.

Modric no solo juega para la selección nacional de Croacia desde el 2006. En el 2012, debutó en el Real Madrid con un contrato de 30 millones de euros. Esta no es la primera vez que el futbolista obtiene reconocimiento internacional por su desempeño en la cancha. En el 2013 fue elegido como el mejor jugador de mediocentro de La Liga BBVA, la máxima categoría masculina del sistema de ligas de España.

A.M.