Corea del Norte advierte que volverá a las pruebas militares si no hay avance en diálogo con Estados Unidos

Corea del Norte insinuó este martes que pondría fin a 20 meses de suspensión de sus ensayos misilísticos y nucleares debido a los operativos militares conjuntos estadounidense surcoreanos, que Pyongyang considera preparativos para una eventual invasión.

En la dramática reunión del 30 de junio con el líder norcoreano Kim Jong Un, el presidente estadounidense Donald Trump cruzó la frontera entre el Norte y el Sur, siendo el primer mandatario estadounidense en actividad que pisa territorio norcoreano. Los dos mandatarios acordaron en una reunión a puertas cerradas reanudar la diplomacia nuclear que estaba en un impasse desde el fracaso de su segunda cumbre en Vietnam en febrero.

Corea del Norte quiere que Estados Unidos levante sus duras sanciones a cambio del abandono de partes de su programa armamentista,pero Washington exige pasos mayores hacia el desarme antes de desistir de la herramienta de presión que le brindan las sanciones.

Fuente: «El Universo»