Después de la Feria Gastronómica Raíces, ganaron mayor clientela

Unos veinte clientes aguardaban ayer a que se desocupara alguna mesa del restaurante Los Asados de Pecho, ganador de la edición de la feria Raíces 2018.

Tres chanchos colocados a la parrilla que van dando vueltas atraían a los comensales.

La espera por mesas se volvió recurrente desde su victoria en las fiestas julianas. Aquello se percibía al mediodía de ayer en el restaurante ubicado en Víctor Hugo Sicouret y Emma Ortiz, norte, donde Petronio Cabrera jamás esperó que su triunfo generara ese movimiento que ahora motiva a triplicar su oferta.

Ese es su termómetro al analizar que ahora incluso su local va quedando pequeño. “Con la feria se pudieron haber duplicado las ventas, antes teníamos un promedio de un chancho y medio al día, ahora dos, tres o cuatro. Gracias a Dios ha subido, a veces nos quedamos cortos con el lugar, pero la gente tiene paciencia”, dijo antes de abrir su local que atiende de 12:30 a 20:00, de martes a domingo.

Petronio cría chanchos en una granja. Ha debido contratar más personal de cocina, limpieza y saloneros, ya que incluso le han aumentado los pedidos para eventos. Los clientes llegan atraídos por el olor y llamativa cocción al calor de las brasas y que se ahúma con eucalipto y leña de limón.

 

Su plato estrella va con chancho a la barbosa, mote sucio, mote pillo, tortilla de papa, papa chaucha y salsas por $ 10. Hay porciones de $ 15, $ 8 y $ 7, según las libras.

 

Así los ganadores de las huecas van mejorando la infraestructura de sus locales. Angélica Cujilán, dueña del Pez Volador, ganador de la Estrella de Oro de la edición 2014, abrió su nuevo local en José Mascote y Luque, el sábado pasado.

 

Desde el 1983, ella atendía su puesto de comida en la esquina de José Mascote y Aguirre, donde luego abrió un local y ahora se amplió a otro, en José Mascote y Luque. Abre de 09:00 a 15:00.

 

“Nos movimos no tan lejos para no perder clientes”, expresó Cujilán, quien expende unos 200 platillos de encebollado ($ 3,50) y encebollado mixto con camarón ($ 6).

 

En su local, pintado de tonos celeste y blanco, se exhiben recuerdos de su victoria en Raíces y hay fotos con personalidades. Cujilán recordó con afecto la visita del chef Anthony Bourdain (+) a quien asegura debe su éxito. Pronto espera abrir un local en el norte.