La crisis climática interfiere la cosecha de las rosas de Ecuador en el sector Cangahua, al norte de Quito.

flores rosas floricultura flora economía San Valentín 10 feb 20 AFP

«Realmente no es un buen Valentín (…) No fue tan positivo» en 2020. Las declaraciones son del presidente de Expoflores, Alejandro Martínez el empresario se refirió así a los contratiempos que atraviesa la industria florícola, tales como los cambios meteorológicos.

El calor intenso y las lluvias más demoradas comienzan a interferir en el romance de las rosas de Ecuador y sus compradores de San Valentín en el mundo.

En lugar del acostumbrado invierno previo a San Valentín hay un verano andino con altas temperaturas (unos 23 grados centígrados) y fuertes niveles de radiación, lo que adelantó la cosecha en sectores como Cangahua, al norte de Quito.

A raíz de ello, por segundo año consecutivo, Ecuador encaró con apuros los despachos justo para San Valentín, el mejor momento para sus rosas antes del Día de la Mujer y el de la Madre. «Eso es parte del efecto del cambio climático , que sin duda es un problema», sostiene Martínez, en declaraciones a AFP.


Facebook Comments

Post a comment