EE. UU. empieza a reunir a niños inmigrantes con sus familias

El gobierno de Estados Unidos anunció que reunirá con sus padres a los miles de niños menores de 5 años de edad que han sido separados intentando cruzar la frontera de forma ilegal. Este martes empezó el proceso después de que Dana Sabraw, un juez federal de San Diego, emitiera una orden que obliga a la administración del presidente de los Estados Unidos Donald Trump a reunir a los menores con sus familias.

Esta orden exige al Gobierno a reagrupar a las familias dentro de 30 días y a mantenerlas comunicadas vía telefónica por lo menos 10 días antes de su encuentro.

Ante la orden, los funcionarios del Gobierno han mostrado una reacción lenta, pero han afirmado en una rueda de prensa que esto se debe a que se está comprobando cuidadosamente el vínculo parental para garantizar la protección de los menores. Chris Meekins, del Departamento de Salud y Recursos Humanos, explicó que si no hubiesen sido cuidadosos, algunos niños habrían acabado en manos de “un violador, un secuestrador, un agresor sexual de menores o de un imputado por homicidio en su país”.

Dos días atrás Trump fue interrogado sobre la última fecha límite para reunir a los menores de 5 años con sus padres. Este dijo: “Dile a la gente que no venga ilegalmente a nuestro país. Esa es la solución. (…) Ven como lo hacen otras personas, ven legalmente”.

Cuando Trump asumió el cargo a la presidencia en el 2017, inició un plan de cero tolerancia para disminuir la cantidad de inmigrantes indocumentados en el país. Este plan consistía en que si los padres ingresaban de forma ilegal a Estados Unidos, eran separados de sus hijos.

La administración de Trump no es la primera en tomar medidas agresivas en cuanto a la inmigración ilegal. Durante su periodo presidencial, Barack Obama ya había considerado separar a las familias en la frontera para resolver el problema, sin embargo, tomó otras medidas como la de expandir la detención de las familias migrantes.

 

A.M.