El Presidente Rafael Correa confirma que la cifra oficial de fallecidos se elevó a 272 personas y los heridos ascienden a 2.068.

El presidente de Ecuador, Rafael Correa, informó que hasta el momento la cifra de fallecidos tras el terremoto ocurrido la noche del 16 de abril es de 272, y los heridos ascienden a 2.068. La provincia con más víctimas es Manabí y se teme que el número de muertos aumente.

«Se espera rescatar a más sobrevivientes, ya han pasado 20 horas desde la tragedia y es vital encontrarlos ahora», dijo Correa en una rueda de prensa que inició a las 22:30.

El mandatario, que regresó de Roma, donde fue invitado por El Vaticano, señaló también que 10 mil efectivos de la Fuerzas Armadas y 4.005 policías están asistiendo en la tragedia, «la peor en 67 años», enfatizó Correa.

Las poblaciones manabitas de Portoviejo, Jama, Manta, Pedernales… entre otras resultaron más afectadas tras el potente sismo. Correa también agradeció la solidaridad internacional.

Enfatizó que se han activado todos los protocolos de seguridad y que el país está en estado de excepción. Asimismo, que se han activado ocho mesas temáticas.