Esofagitis Eosinofílica

El esófago es un conducto muscular que permite el paso de los alimentos desde la faringe hasta el estómago mediante su movimiento. La Esofagitis Eosinofílica es un trastorno inflamatorio crónico que consiste en la inflamación de la pared del esófago,  caracterizado por una densa infiltración de leucocitos eosinófilos.

Los eosinófilos son leucocitos con funciones proinflamatorias que participan habitualmente en las enfermedades alérgicas como la rinitis estacional, la dermatitis atópica o el asma bronquial y que forman parte de la estructura normal de ciertos órganos del tubo digestivo, sin embargo, el esófago en condiciones normales, está desprovisto de ellos.

La EEo es una enfermedad de reciente descubrimiento, bien tipificada en nin?os y en adultos jóvenes (generalmente hasta los 40 años) cuya frecuencia ha crecido notablemente en pocos años en todos los grupos de edad. Se desconoce que? ha motivado esta aparición emergente de la enfermedad, si bien las enfermedades alérgicas han proliferado de manera preocupante en las ultimas décadas en los paises desarrollados, esta enfermedad, afecta principalmente al sexo masculino, habiendo al menos tres varones por cada mujer con la enfermedad.

La EEo se ha considerado una forma de alergia alimentaria debido a que sus agentes causantes ma?s frecuentes son los alimentos, que causarían la inflamación esofagica debido a una respuesta ano mala. Esto se ha demostrado al observar co?mo desaparecen la inflamación y los síntomas tras emplear dietas que prescinden de determinados alimentos, o al nutrir temporalmente al paciente con preparados carentes de alergenos.

La inflamacio?n mantenida del eso?fago provoca mal funcionamiento de este la aparición de estrechamientos en el calibre del propio eso?fago. Así? pues, los sintomas principales de la enfermedad son la dificultad para tragar y el atasco, generalmente intermitente de la comida, que puede incluso, obligar a la extraccion del alimento atascado mediante endoscopia urgente. Sin embargo, la enfermedad puede manifestarse con multitud de sintomas, que presentan un patron caracteristico segun la edad del individuo afectado:

  1. En los nin?os menores de 2 an?os, los si?ntomas principales suelen ser el rechazo o la intolerancia a la alimentacio?n y los vo?mitos.
  1. Entre los 2 y 8 an?os, puede condicionar vo?mitos, ardores, regurgitacio?n y dolor abdominal o tora?cico, pe?rdida de peso y retraso en el crecimiento.
  1. A partir de los 8 an?os y en la edad adulta, los si?ntomas ma?s caracteri?sticos son la disfagia y la impactacio?n alimentaria, expuestos en el pa?rrafo anterior.

Una vez que se sospecha el padecimiento de la enfermedad, se debe realizar una endoscopia digestiva alta durante la cual se tomara?n unas pequen?as muestras de tejido esofa?gico, cuyo ana?lisis al microscopio mostrara? los abundantes eosino?filos caracteri?sticos de la enfermedad. Las biopsias del eso?fago son hoy en di?a indispensables para diagnosticar la enfermedad. El diagno?stico quedara? establecido si en ellas existiera inflamacio?n predominante por eosino?filos pese a estar tomando fa?rmacos que eliminan la secrecio?n de a?cido por el esto?mago. Tras el diagno?stico es importante que el paciente tambie?n sea estudiado por un me?dico especialista en alergias, quien podra? realizar distintos ana?lisis y pruebas cuta?neas, para tratar de identificar que? alimentos, po?lenes u otras sustancias pueden ser los responsables o estar relacionados con la enfermedad, asi? como tratar y seguir las enfermedades ale?rgicas asociadas (asma, rinitis, entre otras).

El tratamiento para la esofagitis eosinofílica es a largo plazo. En li?neas generales, la inflamacio?n esofa?gica se trata mediante dietas, evitando la exposicio?n al alimento o alimentos causantes o medicamentos antiale?rgicos. Las estrecheces del eso?fago se tratan habitualmente dilatando las mismas mediante endoscopia.

  • Por tratamientos diete?ticos.

Por el momento no se dispone de estudios que hayan establecido cua?l es la mejor dieta, sino, estas dietas deben ser adaptadas individualmente a las caracteri?sticas del paciente. En la actualidad existen 3 alternativas diferentes:

.- Dieta elemental: toda la alimentacio?n se basa exclusivamente en fo?rmulas li?quidas o batidos compuestos por aminoa?cidos incapaces de producir alergia. Es la dieta ma?s eficaz (superior al 90%), pero exige prescindir de cualquier tipo de alimento normal, por lo que no son toleradas a medio o largo plazo. En la actualidad, so?lo han sido estudiadas en nin?os y se suelen reservar para casos graves con desnutricio?n que no han respondido a fa?rmacos u otras dietas con anterioridad.

.- Dieta de eliminacio?n: basada en los resultados de las pruebas de alergia. Se retiran los alimentos frente a los que el paciente ha resultado estar sensibilizado en las pruebas realizadas en sangre y en la piel. Algunos estudios han mostrado su eficacia en los nin?os (hasta en el 60-75%), que suele ser menor en adultos.

.- Dieta de eliminacio?n empi?rica: consiste en retirar de la dieta aquellos alimentos con mayor potencial alerge?nico que incluyen trigo, leche, huevo, soja, frutos secos, pescado y marisco. Esta dieta ha demostrado ser eficaz en el 75% de los casos tanto en nin?os como en adultos.

Diferentes estudios han mostrado que la leche de vaca y el trigo son los 2 alimentos que con ma?s frecuencia desencadenan la enfermedad, pero es frecuente que el paciente presente mu?ltiples alergias simulta?neamente. En los pacientes que se curan tras la retirada de diversos alimentos, e?stos se suelen re-introducir de uno en uno, comprobando con endoscopias y biopsias si cada uno de ellos es realmente causante de la enfermedad.

  • Por medicamentos.

Los corticoides to?picos, son el tratamiento farmacolo?gico ma?s frecuentemente utilizado tanto para tratar la inflamacio?n como para evitar que reaparezca, intentando por este mecanismo controlar los si?ntomas de la enfermedad. Son muy bien tolerados, y poseen muy pocos efectos secundarios al absorberse mi?nimamente a sangre. El ma?s comu?n es la aparicio?n de hongos en la faringe o eso?fago. Sin embargo, la inflamacio?n reaparece en unos meses en todos los casos al suspender el tratamiento. Por tanto, la decisio?n de mantener tratamiento cro?nico con esteroides deglutidos debe ser individualizada en cada paciente, teniendo en cuenta su edad, la gravedad de la enfermedad y su adhesio?n al tratamiento. Se deben vigilar especialmente en nin?os la aparicio?n de retraso en el crecimiento.

Debido a que la enfermedad ha sido descrita tan so?lo en la u?ltimas 2 de?cadas, no se conoce con certeza sus consecuencias a largo plazo. Sin embargo, se puede decir que los problemas para tragar suelen mantenerse a lo largo de los an?os y afectan a la calidad de vida de las personas que los padecen. La inflamacio?n persistente en el eso?fago durante an?os e incluso podri?a ocasionar estrechamiento persistente del calibre de este o?rgano.