Fin a la alianza legislativa entre CREO y SUMA

La ley de paraísos fiscales generó distanciamiento entre las dos agrupaciones que se presentaron en alianza.

A poco menos de dos meses de instalada la nueva Asamblea, los Movimientos CREO y SUMA, que para las elecciones se unieron en alianza y captaron 32 escaños, ahora actuarán de manera independiente en la Legislatura, según lo manifestó el asambleísta de CREO y jefe de esa bancada, Roberto Gómez.

“Las cosas están dadas. SUMA tiene su camino y nosotros el nuestro”, manifestó el legislador. El distanciamiento nace a raíz de la aprobación de la Ley de paraísos fiscales en el Pleno, el 6 de julio. Dicho proyecto  fue cuestionado y calificado de inconstitucional por CREO, pero tuvo 107 votos de respaldo incluidos los de legisladores de SUMA.

Gómez dijo que continuarán defendiendo los intereses de la ciudadanía a través de una oposición seria y consecuente con sus electores y que será SUMA la que deberá determinar qué camino va a seguir.  “Cada uno va a seguir votando por lo que crea que tiene que votar y nosotros como bloque seguiremos votando por las leyes que amplíen las libertades, por las que no restrinjan derechos”, añadió.

Agregó que no cree que esté en riesgo la petición de juicio político planteada contra el vicepresidente, Jorge Glas, que lo presentaron como bloque CREO-SUMA, ya que tiene, dice, no solo el respaldo de la alianza sino de la oposición en su conjunto.

 

 

El jefe de la bancada de SUMA, Guillermo Celi, a través de la misma vía, respondió que la alianza era con los ecuatorianos y la democracia. El comunicado, difundido también a través de la cuenta de Twitter de Mauricio Rodas, líder de SUMA y alcalde de Quito, afirma que la votación de SUMA fue en respeto a los resultados de la voluntad ciudadana expresada en la consulta popular del 19 de febrero.