Fiscalía abre investigación por supuesto intento de abuso en ‘mall’ de Guayaquil

 

La mañana del 22 de marzo, el departamento de Comunicación de la Fiscalía Provincial del Guayas confirmó la apertura de una investigación previa por una supuesta tentativa de abuso sexual, en el centro comercial San Marino, de Guayaquil.

El hecho fue denunciado por una usuaria a través de Facebook y se viralizó en diferentes redes sociales, con capturas de pantalla.

Sin embargo, desde el 21 de marzo ya no se podía acceder a esa publicación en el muro de la denunciante. Se desconoce si es por cuestiones de privacidad de la cuenta o si fue eliminado el texto.

En el escrito se señalaba que un niño, al parecer de escasos recursos, le pidió comida y cuando ella se levantó a comprarle algo de comer, un guardia lo habría llamado y le habría hecho una propuesta sexual a cambio de alimentarlo. Supuestamente le pidió que se dejara tocar su trasero.

En su cuenta de Twitter@Sanmarinogye, el centro comercial confirmó que habría notificado a las autoridades el hecho y que colaborarían con la investigación.

No obstante, la Fiscalía señala que su indagación parte de oficio, por las denuncias en redes sociales.

Hasta el centro comercial llegó la fiscal Miriam Neira, “para dar inicio a la investigación previa por un presunto abusos sexual a un menor de parte de guardias de seguridadde este centro comercial”.

Además, el comunicado del Ministerio Público recalca que el caso se abrió por pedido de la fiscal provincial, Patricia Morejón.

Luego, tanto las autoridades y la parte administrativa de San Marino mantuvieron una reunión a puerta cerrada. La diligencia continuó por un área a la que la denominaron restringida y a la que solo tuvo acceso la fiscal Neira junto con Vanessa Vejar, como administradora general del centro comercial.

Lo que dice el centro comercial

Vanessa Vejar se mantuvo como la vocera oficial de San Marino y aseguró que se apegarán al procedimiento que siga la Fiscalía. Además, sobre la incursión de menores en el lugar dijo que normalmente ellos han solicitado apoyo a la Policía Nacional y también la Dinapen.

“El problema no es en el centro comercial, el problema es en la ciudad, hay niños en las calles y están en una situación de vulnerabilidad”, dijo y añadió que en los 15 años que lleva el ‘mall’ dando “servicio a la comunidad” y por lo que lo destacó como un punto turístico, nunca hubo un antecedente de intento de abuso sexual.

El conflicto por el ingreso de niños y adolescentes al lugar se presenta desde hace un año. Según Vejar, ellos acostumbran a ingresar solos y en “estado de mendicidad”, ya sea a pedir o vender cosas en el centro comercial, normalmente a las 17:00. Aunque sus horarios son variados, dependiendo del control de seguridad en las afueras.

“Así como hay la queja de la señora Andrea Rodríguez en las redes sociales, también tenemos quejas de otros clientes a quienes les molesta y quienes también han sido víctimas de hurto de estos menores”, señaló sobre el caso que ahora investiga la Fiscalía.

Debido a que el hecho se difundió mediante redes sociales, la administradora del San Marino, hizo un llamado general: “La solución no es retuitear o decir frases de odio, sino que las autoridades se encarguen de tomar una carta en el asunto sobre los adultos que están detrás de los niños”.

Fuente-Diario Expreso

A.R