Fiscalía prepara dictamen final por el caso Balda

La investigación por el secuestro del ex asambleísta Fernando Balda culminó este miércoles 18 de julio, con la comparecencia de más de 100 testigos, incluso se tomó la versión del ex secretario de Comunicación, Fernando Alvarado.

El ex funcionario compareció ante la Fiscalía a través de una videoconferencia desde Nigeria. Durante 15 minutos respondió un cuestionario de los abogados de Balda, quienes le preguntaron si conocía quién le proporcionaba al ex presidente Rafael Correa la información de seguridad nacional que difundía en las sabatinas.

Según la defensa del ex legislador, Alvarado respondió que desconocía esa información. En cambio, cuando le preguntaron si mantuvo alguna reunión o comunicación con los ex secretarios de Inteligencia, Pablo Romero y Rommy Vallejo, su respuesta, según la defensa de Balda, fue que no se acordaba de estos hechos. Con esta versión, las diligencias terminaron y ahora la Fiscalía alista su dictamen con respecto a los seis procesados del plagio del ex asambleísta.

En esa lista están Correa, Romero, el ex comandante de la Policía, Fausto Tamayo y tres agentes de Inteligencia Jorge Espinoza, Diana Falcón y Raúl Chicaiza. Estos dos últimos, durante los cuatro meses de indagación, se acogieron a una cooperación eficaz con la Fiscalía y aceptaron su responsabilidad en el plagio del político, ocurrido en Colombia durante el 2012. Con este recurso buscan reducir sus penas.

En ese proceso de colaboración, Chicaiza entregó un audio que en las últimas horas se filtró en medios de comunicación. Este miércoles, Diego Chimbo, abogado del ex agente, dijo que la grabación está judicializada y fue remitida a la Fiscalía hace aproximadamente dos meses bajo una cadena de custodia. Por eso no entiende cómo la información pudo filtrarse y anunció que pedirá a la Fiscalía que indague la divulgación de esa prueba.

En el audio, se escucha al ex agente hablar con un asambleísta sobre la “fidelidad” que tenía con Correa. Además, el ex uniformado le solicitó al legislador USD 20 000 para costear su defensa en el proceso.

Balda reaccionó a esa grabación y señaló que a pesar de que se terminó la investigación, la Fiscalía debe indagar a los participantes de aquella conversación. Por esa razón, su abogado Jairo Lalaleo dijo que el lunes 23 de julio prepararán tres nuevas denuncias por el secuestro.

Un informe, que fue desclasificado recientemente por la Senain, revela que Pablo Romero envió un equipo especial para que vigilara a Balda durante una reunión con el ex presidente colombiano Álvaro Uribe. Después de dos meses de esa operación, que fue financiada por la Secretaria de Inteligencia (SENAIN), Balda fue secuestrado en Bogotá. Stalyn Oviedo, abogado de Romero, negó que su cliente tenga responsabilidad en el plagio y que su defendido tampoco formó parte de la línea de mando para el secuestro de Balda.

Por otro lado, la decisión final del caso Balda para incriminar a otros participantes y audiencia de apelación a la prisión preventiva del ex mandatario se realizará el mismo lunes. En la diligencia estarán presentes sus abogados, la Fiscalía y la defensa de Balda.  La Fiscalía, por su parte, aún no se ha pronunciado en torno al dictamen de los seis procesados.

Lo que sí ha dicho es que el secuestro de Balda fue un crimen de Estado, porque se fraguó con la participación de policías y se financió con recursos estatales. El fallo final se conocerá en una audiencia preparatoria de juicio.

C.B.