Gobierno de Daniel Ortega concede arresto domiciliario a 636 presos por Semana Santa

El gobierno de Nicaragua anunció este martes que 636 reos “comunes” saldrán de prisión y pasarán a arresto domiciliario con motivo de las festividades de Semana Santa, aunque según una organización humanitaria, la medida incluye a 13 opositores detenidos en protestas antigubernamentales.

“En ocasión de Semana Santa, y promoviendo la unidad familiar, 636 personas presas recluidas en los distintos establecimientos penitenciarios (…) serán beneficiadas con el régimen de convivencia en familia”, indicó el Ministerio de Gobernación en un comunicado.

Esta modalidad permite a los prisioneros con penas menores concluir su condena de arresto en sus casas.

Entre los excarcelados hay 13 opositores detenidos por participar en las protestas contra el gobierno de Daniel Ortega, afirmó la presidenta del Comité Pro Liberación de Presos Políticos, Brenda Gutiérrez, en rueda de prensa.

Gutiérrez explicó que estos detenidos son considerados presos “comunes” por el gobierno, pero sus familiares aseguran que fueron detenidos por participar en las manifestaciones antigubernamentales.

Los prisioneros, recluidos en ocho cárceles del país, serán entregados a sus familiares con actividades recreativas y cultos religiosos, indicó la nota oficial.

El gobierno ya había efectuado dos excarcelaciones de reos comunes en diciembre y febrero, que beneficiaron a 2.908 personas.

La oposición calcula que cerca de 800 personas están detenidas por participar en las protestas contra el gobierno de Ortega, mientras que las autoridades reconocen 350.

Desde el 27 de febrero, cuando retomó negociaciones con la oposición, las autoridades han excarcelado a unas 200 presos políticos, que actualmente cumplen prisión domiciliaria.

En las conversaciones, el gobierno se comprometió a liberar a todos los opositores presos, pero por el momento no lo ha cumplido. El Universo

M.J.V.