Gobierno de Ecuador quitó el subsidio a la gasolina extra y al diésel; el IVA no subirá

El Gobierno resolvió eliminar el subsidio a la gasolina extra y al diésel como parte de las medidas económicas que anunció anoche, en una cadena nacional. El precio que regirá para estos combustibles será el internacional. El mandatario dijo: “Eliminar ese subsidio a los combustibles fósiles, en línea con la agenda mundial de lucha contra el cambio climático, nos permite liberar recursos para apoyar a emprendedores”. Según los cálculos del   Gobierno, el precio referencial de venta al público de la gasolina extra quedaría a $ 2,30 el galón; mientras que el diésel se ubicaría en $ 2,27, tomando en cuenta un barril de crudo de $56. El precio varía dependiendo del comportamiento del WTI, que es el  marcador.

Según el ministro de Finanzas,Richard Martínez, quien participó  junto a los secretarios Juan Sebastián Roldán y José Agusto Brionesen un conversatorio con medios, esta medida generaría un ahorro de $ 1.400 millones al fisco: unos $ 370 millones provendrían de las gasolinas extra y ecopaís; y el  diésel arrojaría unos $ 1.030 millones. Los subsidios a los derivados del petróleo son política  de Estado desde 1974, aunque en  2018 ya se liberalizó el precio de la súper. Esta decisión se implementará a  través de  decretos ejecutivos, que Moreno ya firmó y que rigen desde hoy.

Respecto a la tributaria, Moreno señaló que no se incrementará el impuesto al valor agregado (IVA) y, más bien, destacó que  reducirán otros tributos, como el impuesto a la renta único al banano, aranceles de artículos de tecnología, a los vehículos de menos de $ 32.000 y a la salida de divisas.  Además, se eliminará el anticipo del impuesto a la renta. También se creará una tasa especial que pagarán, por tres años, las empresas que ganen más de $ 10 millones anuales; esto sumará $ 300 millones, los cuales se destinarán a salud, educación y seguridad.  En el caso del sector público, los contratos ocasionales se renovarán, pero con una rebaja del sueldo del 20%; las vacaciones pasarán de 30 a 15 días; mientras que los empleados de las empresas públicas entregarán un día de sueldo por mes.

Fuente: «El Universo»