Gobierno renueva relaciones con la Conaie.-

 

Sentados en la misma mesa, en el salón de banquetes de Carondelet, estuvieron Moreno, la Ministra de Justicia, Rosana Alvarado; la secretaria de la Política, Paola Pabón; Augusto Barrera, secretario de Educación Superior, entre otros funcionarios de Gobierno. Por el sector indígena acompañaron líderes históricos como Nina Pacari, Luis Macas; el actual presidente de la Conaie, Jorge Herrera, y otros 50 dirigentes.
De entrada, aún sin iniciarse el diálogo, el primer mandatario les anunció que había tomado de manera unilateral algunas decisiones que habían formado parte de la plataforma de lucha de la Conaie y que era impensable que se adopten en el anterior Gobierno.
Les informó que la sede de la organización, ubicada en el norte de Quito y que estaba en disputa con el Ministerio de Inclusión Económica y Social (MIES) les sería entregado en comodato por 100 años. Esto, aunque después de finalizada la reunión se anunció que se vería el mejor mecanismo legal para que se mantenga en esa edificación, que para la Conaie sería la entrega directa de escrituras.
En su momento el MIES revirtió el comodato existente para utilizar ese inmueble como centro de acogida para jóvenes y adolescentes que estaban en etapa de desintoxicación. Entre los varios argumentos estaba que la Conaie estaba incumpliendo con el Decreto 16, ya que sus dirigentes promovían movilizaciones contrariando los fines para los que fue creada la organización. Otro local que será entregado en comodato es uno ubicado en Conocoto.

 

Otros compromisos

Además, como otra medida de apertura del Gobierno, firmó un nuevo indulto a favor de Tomás Felipe Jimpikit, quien enfrentaba una pena de un año de cárcel por paralización de servicio público, con lo que van seis indultos de los 20 que se han solicitado. “Haber otorgado indultos inclusive antes de tener esta conversación, significa esa buena predisposición que tenemos en estos momentos de poder dar justicia a aquellos hermanos que por ‘a’ o ‘b’ circunstancias pudieron tener una falla pero que no afecta nocivamente al Estado y que, perfectamente, puede ser objeto del indulto”, expresó Moreno.
Y para cerrar los anuncios le  informó que los primeros beneficiarios de la minga agropecuaria serán los indígenas, que serán tomados en cuenta para la entrega de vivienda con terreno, que se restituiría la educación intercultural bilingüe así como la universidad indígena. (HCR)