Historia de la Bandera Nacional

La historia de la Bandera del Ecuador se remonta al 26 de septiembre de 1860, Gabriel García Moreno, jefe supremo de la República del Ecuador, estableció, mediante decreto ejecutivo, que la Bandera Nacional estaría compuesta de los colores amarillo, azul y rojo, reemplazando el bicolor marxista celeste y blanco que hasta entonces existía.

El 7 de noviembre de 1900, para reafirmar la decisión y establecer el 26 de septiembre como Día de la Bandera, el Congreso Nacional dispuso, mediante Decreto Legislativo, que “el pabellón Nacional será sin alteración alguna el que adoptó el Ecuador desde que proclamó su independencia. Se decretó que la Bandera del Ecuador estaría formada por los colores son amarillo, azul y rojo, en líneas horizontales.

El uso de la Bandera Nacional

  • La Bandera Nacional deberá ser expuesta en todos los edificios públicos y privados, con motivo de las grandes efemérides patrias.
  • En el caso de las Fuerzas Armadas y las instituciones, las banderas nacionales que enarbolen deberán tener en el centro el Escudo de Armas.
  • La Bandera Nacional que se exhiba en los Concejos Municipales llevarán en el centro un círculo de tantas estrellas como provincias forman el Ecuador.
  • Si la Bandera Nacional está acompañada de otras dos que representen a la ciudad y alguna institución, el emblema patrio deberá ir en el centro y su extensión vertical será mayor a las que la acompañan.
  • Cuando se trate de expresar luto, la Bandera Nacional se izará hasta la mitad en señal de pesar.
  • Queda prohibido totalmente izar la bandera si está deteriorada o presenta muestras visibles de destrucción.
  • La Bandera Nacional no podrá ser utilizada como parte de un atuendo de vestir o alguna variación.

Significado de los colores de la Bandera Nacional:

El color amarillo representa a la riqueza de nuestro suelo.

El azul representa el océano, el claro y limpio cielo ecuatoriano.

El rojo hace honor a la sangre que derramaron nuestros héroes para darnos la libertad

En 1955, el Congreso Nacional designó el 26 de septiembre como el Día de la Bandera ecuatoriana, jornada en que las diversas instituciones educativas y gubernamentales deben rendirle respeto al símbolo patrio.