Impensando fracaso de Alemania en el Mundial de Rusia 2018.

Corea del Sur se encargó de eliminar a la actual campeona del mundo por el resultado de 2-0 en el estadio Luzhniki ante el asombro de todos los presentes. Sin embargo, al país asiático tampoco le alcanzó el puntaje para acceder a la siguiente fase de la cita mundialista.

En gran parte del partido, Alemania propuso juego ofensivo ante una tímida Corea del Sur que aguantó las arremetidas del equipo teutón. Los últimos quince minutos del juego se volvieron emocionantes porque ambas selecciones estaban dispuestas a ganar en búsqueda de la victoria.

Hasta que en el minuto 93 de la parte final, con un lanzamiento de esquina luego de una serie de rebotes llegó el jugador Kim Younggwom para anotar la primera del partido ante la incredulidad alemana por lo que estaba sucediendo. Pasaron 3 segundos de este gol y el árbitro central pidió el VAR (Video Assistance Refferee) para observar detenidamente la jugada y descartar o confirmar un fuera de lugar por parte del atacante coreano, pero no influyó la decisión del juez y ya estaba en ventaja la selección Corea del Sur. Tres minutos después, con la desesperación europea encima, el arquero alemán Manuel Neuer salió con el balón a jugar en casi mitad de la cancha, pero Son Heungmin le arrebató el esférico para colocar en un arco desguarnecido el resultado de final 2-0.

 

La victoria asiática fue muy festejada por mexicanos, argentinos, suecos, brasileños, franceses porque se “bajó” de la competencia mundialista a la actual selección campeona del mundo, considerada una de las grandes favoritas.

Alemania no se despedía de una Copa del Mundo en primera ronda desde el Mundial Francia 1938 cuando compartió grupo con Finlandia, Estonia y Suecia.

 

C.B.