Impuesto a la telefonía es el 64% de meta de recaudación

El impuesto a los consumos especiales (ICE) para la telefonía fija y móvil que el Gobierno busca revivir con el proyecto de Ley Orgánica para el Equilibrio de las Finanzas Públicas representa el 64,48% de todo lo que se espera recaudar con los cambios tributarios.

Según el SRI, con la normativa se recaudarían unos $ 335 millones, pero solo con el 15% a la telefonía de las empresas (no de personas naturales) serían unos $ 126 millones.

José Manuel Casas, presidente de Telefónica (Movistar) en Ecuador, considera que la tecnología y las telecomunicaciones son una palanca para achicar la brecha entre ricos y pobres. “Es dar oportunidades a los menos favorecidos” y por ello tiene poco sentido gravar con el ICE a este tipo de herramientas, agregó.

El ejecutivo, quien dijo estar dispuesto a compartir estos criterios en la Asamblea, explicó que el 25% de los ingresos que reciben las telefónicas proviene de las sociedades grandes, pequeñas y medianas.

La empresa Claro consideró que la ley agravaría la contracción del consumo y encarecería el desarrollo de la actividad económica. También recordó que la Constitución establece que las telecomunicaciones son un servicio público, como el agua; mientras que el ICE (15%) es un impuesto para los bienes y servicios suntuarios.

Ricardo Flor, vicepresidente de la Cámara de la Pequeña Industria, explicó que cualquier tipo de incremento de tributos afecta a los costos de las industrias. Y opinó que estos se trasladarían al consumidor.

En 2008, el Gobierno eliminó el ICE a la telefonía. El argumento del entonces director del SRI, Carlos Marx Carrasco, fue que ese impuesto afectaba al 80% de la población.

Fuente/ElUniverso