Incertidumbre en Cataluña

El día de ayer el Tribunal Superior de Justicia de Cataluña (TSJC) tomó el dominio de las actuaciones para evitar el referéndum ilegal del primero de octubre, puesto que por ahora han sido promovidas por la fiscalía, a su vez ordenó a la Policía que cierre los centros de votación e impida que se prepare la consulta en ellos.

De la misma manera magistrada del TSJC Mercedes Armas ordenó a la Policía catalana, conocida como Mossos d’Esquadra, la Policía Nacional y la Guardia Civil que, de forma conjunta que se impida la apertura de los locales designados para la consulta secesionista y confisquen el material electoral que encuentren en los mismos.

 

G.R.