Indonesia vuelve a sufrir estragos de la naturaleza

Un fuerte terremoto de 7 grados de intensidad golpeó ayer la isla turística indonesia de Lombok, resultado que ha causado la muerte de más de 100 personas hasta el momento y cientos de heridos. Esta sacudida ocurre una semana luego que un sismo de 6.4 grados acabó con la vida de 16 personas en el mismo país.

Los aeropuertos de Bali y Lombok reanudaron sus actividades este domingo por la noche, de acuerdo con el director general de Aviación Civil. Hubo una evacuación de media hora en el aeropuerto de Lombok después del terremoto, debido al corte parcial de la electricidad.

La fuerza del movimiento telúrico provocó varios daños en edificios de Denpasar, capital de la isla de Bali, incluidas una tienda departamental y la terminal del aeropuerto. Además, las réplicas alcanzaron los 5.4 grados, informaron las autoridades locales.

En Lombok, cientos de personas huyeron de sus hogares para reunirse en espacios abiertos. Una alerta de tsunami fue levantada luego de que sólo se registraron olas de apenas 15 centímetros de altura en tres aldeas, dijo el jefe de la Agencia de Meteorología, Climatología y Geofísica de Indonesia, Dwikorita Karnawati.

El distrito de Lombok Norte es la zona más afectada por el sismo. La mayoría de víctimas mortales murió aplastada por el derrumbe de edificios y los heridos tienen que ser atendidos en el exterior de los hospitales por el mal estado en que han quedado los edificios. Miles de casas y edificios se han hundido a causa de la sacudida que hasta las ocho de la mañana hora local, había sido seguida por 132 réplicas, incluidas varias de magnitud superior a 5.

El Servicio Geológico de Estados Unidos reportó que el epicentro del terremoto de este domingo por la tarde fue registrado a sólo 15.5 kilómetros de profundidad, y a 2.4 kilómetros al este sureste de Loloan, Indonesia.

El portavoz de la Agencia Nacional de Gestión de Desastres (BNPB), Sutopo Purwo Nugroho, mencionó que un millar de turistas, indonesios y extranjeros, han sido evacuados en barco de las populares islas Gili Meno, Gili Air y Gili Trawangan, situadas al noroeste de Lombok, sin que se hayan registrado heridos entre ellos.

El Ejército indonesio desplegó en avión más tropas, incluido personal médico, que se dedicarán a habilitar hospitales de campaña, tiendas para alojar a desplazados y a reparar los sistemas de comunicaciones, indicó la agencia BNPB en un comunicado.

 

C.B.