Por intento de robo obliga a cercar el monumento sonoro de Ana Villamil

Presuntos delincuentes intentaron robar la escultura de la pianista, compositora y educadora guayaquileña Ana Villamil Ycaza, inaugurada hace tres semanas en la esquina del parque Seminario.

La figura, elaborada en fibra, se encontraba floja, según se observa en un video que realizó un policía metropolitano que custodiaba la pieza. En la noche del sábado se habría dado el intento de robo, cuando dos hombres –identificados como supuestos chamberos– alzaban la escultura con el apoyo de un palo.

“Como a las 10:00 (del domingo) nos dimos cuenta que estaba floja. Se la querían llevar, pero el guardia del parque los ahuyentó y salieron corriendo. Eso nos contó y cuando llegamos aún estaba el palo botado”, señaló el policía metropolitano que prefirió la reserva de su nombre.

Alrededor de las 13:00 sacaron el monumento y lo llevaron al Municipio, al edificio Crillón, para mantenerlo seguro. Solo quedó el piano de fibra sonoro, que toca el himno de Guayaquil al mediodía y a las 18:00. Estos tienen piezas rotas que han sido dañadas por la gente que se sube o apoya en la estructura para tomarse fotos.

Entre esas piezas están las velas del candelabro que está sobre el piano y el soporte de las partituras. Además, la parte inferior del piano –donde está la caja musical que reproduce el himno– tenía muestras de haber sido forzada. Pero ayer sí funcionó con normalidad.

La escultura será entregada a la artista Helen Constante, quien talló la imagen, para que realice el reforzamiento de la figura en la base y, además, colocarán una cerca metálica para custodiarla, dijo Wilfrido Matamoros, gerente de la fundación Guayaquil Siglo XXI.