El Cerro Santa Ana

El Cerro Santa Ana, llamado antiguamente Cerrito Verde, es el sitio donde se originó la ciudad, ya que en sus faldas se produjo su definitiva fundación en 1547. Cuenta la leyenda que Nino de Lecumberri, español buscador de tesoros, invocó a Santa Ana, cuando se encontraba en peligro de muerte. en agradecimiento colocó una Cruz con la leyenda ´´ Santa Ana ´´ en la cima del cerro, nombre que sustituyó desde entonces al de Cerrito Verde.En la actualidad, el Cerro Santa Ana es un punto de interés turístico de la ciudad. En un recorrido de 310 metros se encuentran restaurantes, cafés galerías de arte, cibercafés y tiendas de artesanías. Está dotado de plazoletas además de áreas verdes para la recreación y el descanso, y su más importante atractivo: la mejor vista de la majestuosa Guayaquil.Desde su cima se observa, al norte, la imponente intersección de los ríos Babahoyo y Daule que forman el Guayas; al sur, el casco comercial de la ciudad; al este, la isla Santay y Durán; y, al oeste el Cerro del Carmen y el resto de la ciudad.El Cerro Santa Ana es el pasado histórico de Guayaquil, su presente encantador y su futuro promisorio. Son 456 escalones con atractivos restaurantes, gentes, servicios, historia y mucho más, cada paso ascendente o descendente, en un ambiente seguro, lo pondrá en contacto con la magia del lugar.
El Cerro Santa Ana está ubicado al noreste de la ciudad, al pie del Río Guayas y junto al tradicional Barrio Las Peñas. A manera de atalaya, domina el caudaloso río Guayas y la planicie donde se levanta Guayaquil. abarca una superficie aproximada de 13.50 hectáreas, en las que se desarrolló un proceso de regeneración urbana para beneficiar a su población, estimada en 4.105 habitantes. En el año 2001, el Abogado Jaime Nebot Saadi, Alcalde de Santiago de Guayaquil, emprendió este proyecto que consistió en mejorar las redes de agua potable, reparar y pintar las fachadas de las casas, reconstruir la escalinata central Diego Noboa y Arteta, iluminar el sector, construir jardineras y pasamanos centrales, colocar recipientes para desechos y asientos de descanso en zonas estratégicas. Además se construyó un faro, una capilla, un museo abierto, ubicado en la Plaza de Honores y un Cuartel Militar.La obra se complementa con un proyecto orientado a fortalecer el desarrollo social integral con la participación activa de su población. Se busca mejorar la salud ambiental y familiar, las viviendas y la seguridad; preservar la identidad cultural de sus moradores; incrementar la generación de ingresos; y, posicionar definitivamente el sector como ancla turística de la ciudad.

 

Capilla de Santa Ana
(Construida en el 2002): Su diseño responde a una mezcla de estilos asimilados por la América Colonial y evoca esquemas clasicistas, posee en su fachada elementos como el frontispicio, columnas salomónicas y balcón falso. Existen interpretaciones arquitectónicas similares en México y California.
Su construcción est0 proporcionada manteniendo las escalas relacionadas con su área de implantación y conceptos de simetría.

En su Construcción se ha utilizado chanul, una madera típica de la región, que por su dureza resiste las plagas y la humedad que caracteriza la zona. Se pueden apreciar además diecinueve vitrales, diseñados por los artistas ecuatorianos Patricio León y Luis Narea, de los cuales, catorce representan la pasión y crucifixión de Jesucristo; uno, la leyenda popular de Nuestra Señora de Santa Ana; otro es un mural alusivo a los galeones, en homenaje a la tradición marítima de la ciudad; y, en el centtro, otro que representa a la Vírgen María y su hijo.
Sitios de Interés Histórico
Plaza Mirador el Fortín
Es el punto más elevado del Cerro, donde se levantan el Faro, la Plaza de Honores, la Capilla de Santa Ana, el Museo Abierto y el cuartel que vigilará el orden de la Plaza.

Faro

(Construido en el 2002): Tiene una gran connotación simbólica, pues Guayaqul ha sido en muchos aspectos, luz y guía del Ecuador. Se levanta en la cima a una cota de 85.90 metros sobre el nivel del mar, a 18.75 metros de altura y cuenta con una escalinata interna desde la cual se accede a una terraza, punto estratégico para observar la ciudad. Su construcción en la cima del Cerro Santa Ana rescata el significado del primer faro edificado en la Isla de Santa Claro o la Isla del Muerto, frente a Punta de Piedra, a la salida del Golfo de Guayaquil en 1841, época en la que frecuentes encallamientos, varamientos y hasta naufragios por falta de guía luminosa 5representabam un grave perjuicio económico para la ciudad. Recordemos que en el siglo XIX, el río era la principal vía de acceso, por lo tanto el faro fue construido para aviso y resguardo de los navegantes, por la seguridad del comercio y prosperidad de la industria.

Facebook Comments

Post a comment