El izquierdista Andrés López Obrador gana con amplitud las elecciones en México

Andrés Manuel López Obrador es el nuevo presidente de México. Por primera vez, un político como líder social, que mira hacia la izquierda, gobernará el país mexicano. Según el conteo rápido del Instituto Nacional Electoral, logró entre el 53,8% de los votos, por delante de Ricardo Anaya (22,8%) y José Antonio Meade (16,3%).

Más de veinte puntos por delante de su rival Ricardo Anaya, impulsado por una coalición de derecha e izquierda (PAN, el PRD y Movimiento Ciudadano) y aún más de José Antonio Meade, del oficialista Partido Revolucionario Institucional (PRI), quien apareció en un lejano tercer lugar.

Además de elegir presidente, cerca de 90 millones de mexicanos estaban convocados para votar por gobernadores, , senadores, alcaldes, diputados locales y federales entre los más de 18.000 puestos en disputa. Se trató de la primera vez que se eligen tantos cargos en un solo proceso electoral.

El ganador de los comicios presidenciales, dijo que cuando asuma al poder “tenderá la mano” al Gobierno del mandatario estadounidense, Donald Trump, para tener una relación de amistad y tratar mejor las diferencias con el país vecino.

“Llamo a todos los mexicanos a la reconciliación y a poner por encima de los intereses personales, por legítimos que sean, el interés colectivo. Prometo no voy a decepcionar ni traicionar al pueblo que me eligió”, declaró el nuevo mandatario.

Por su parte, el presidente de Estados Unidos, Donald Trump, se sumó a las felicitaciones al político ganador. Utilizando su red social favorita, Twitter, Trump felicitó a López Obrador por convertirse en el próximo presidente. “Estoy deseando trabajar con él. Hay mucho por hacer que beneficiará tanto a Estados Unidos como a México”, dijo el presidente norteamericano.

En su propuesta de proyecto 2018-2024, López pretende revisar millonarios contratos derivados de la reforma energética, un gobierno “austero, sin lujos ni privilegios”, plantear un programa especial para el rescate del campo abandonado y reducir sueldos de altos funcionarios públicos hasta en un 50% entre sus principales ofertas. Todo esto se debe para incrementar programas sociales y reducir la pobreza en su país, que alcanza a más de 53 millones de personas.

 

C.B.