La desembocadura del río Queule, al sur de Chile, está llena de toneladas de sardinas muertas

Las autoridades dijeron que hay unas 1.200 toneladas de sardinas muertas en la desembocadura del río Queule, al sur de Chile. El gobierno envió más de 50 miembros del Servicio Nacional de Pesca para limpiar la zona afectada.

La mortandad representa un problema de salud para los habitantes de la zona, porque los peces se encuentran en estado de descomposición.

Debido a esta problemática, el gobierno chileno acaba de declarar «zona de riesgo sanitario inminente».

Como consecuencia, el consumo de las sardinas varadas quedó prohibido.

Fuente/NoticiasCaracol

peces2