Con limpieza, y de a poco, Quito retoma su ritmo

Quito intenta retomar su habitual ritmo tras 11 días de paralización debido a la movilización indígena que terminó la noche de ayer. En los alrededores de la Casa de la Cultura Ecuatoriana (CCE), Agora de la CCE, Parque El Arbolito, Contraloría, y Universidad Politécnica Salesiana (UPS), se observan toneladas de basura, ramas, hojas de eucalipto, adoquines, ropa, lodo, tierra. Aún hay indígenas en la zona aunque la mayoría ya se ha retirado del lugar. Hay trabajadores de distintas dependencias municipales y de organizaciones que con basura y pala, en mano, intentan limpiar.

El  Municipio de Quito anunció una minga permanente. Con ese objetivo cuadrillas remueven la basura acumulada en los exteriores de la Contraloría. El transporte público municipal, intermitente a lo largo de la protesta, fue habilitado desde el sur, hasta el norte. Todas las estaciones están abiertas.

Con respecto al precio de los pasajes, que en Quito pasaron de $0.25 a $0.35, se espera una nueva resolución de la Agencia Nacional de Tránsito (ANT) para que los valores regresen a su costo anterior. En el ingreso a Quito desde los valles por la Autopista Rumiñahui se observaron al menos tres vehículos militares incinerados que estaban siendo retirados, por lo que se reportó congestión vehicular. Personal de las Fuerzas Armadas (FFAA) retiraba las unidades.

Fuente: «El Universo»