Los afectados por Chevron fijan su atención en las cortes canadienses

Representantes de los 30.000 afectados por la contaminación ambiental dejada por Chevron, en el norte de la Amazonía ecuatoriana, explicaron ayer su última jugada. El viernes desistieron de su pedido de embargo de los $ 96 millones que pagó Ecuador a la multinacional. Como era una orden judicial internacional que, si no se cumplía, la imagen del país se hubiera afectado.

Justino Piguaje, de la nacionalidad Sicopay, explicó que tomaron esa decisión para no interferir en los procesos judiciales internacionales que siguen a la multinacional. Ellos quieren el cumplimiento de la sentencia que la obliga al pago de $ 9.500 millones a los indígenas y campesinos,  por el daño ambiental que ocasionó la antigua Texaco entre 1964 y 1992.

Los afectados interpusieron la petición del embargo de los $ 96 millones como parte del pago de la indemnización. “Hemos decidido quitarle todo pretexto a Chevron para que intente negociar con autoridades ecuatorianas y con la misma lógica pague”, resaltó Piguaje.
Ramiro Ortiz, del pueblo Cofán, ha luchado por más de 22 años. “No caeremos en el chantaje de Chevron”.

Todos pidieron al Estado que no los abandone y respalde sus acciones. Los próximos 12 y 16 de septiembre ocurrirán audiencias clave en Canadá. En ese país los afectados solicitaron la homologación de la sentencia contra Chevron para cobrar allí con los activos que tiene la compañía en ese país.

Fuente/El Telégrafo.