Los dos más grandes yacimientos de oro y cobre se alistan a producir en Ecuador

En dos modalidades: barras doré y concentrado, saldrán del país los minerales extraídos de los dos más grandes yacimientos de oro y cobre que están a punto de entrar en el proceso de explotación, manejados por Lundin Gold(canadiense) y Ecuacorriente S. A. ECSA(china), respectivamente. Tanto Fruta del Norte como Mirador, situados en Zamora Chinchipe, tienen previsto empezar sus producciones a finales de este año y ya piensan en procesos de comercialización.

En el proyecto Mirador, el tajo de mina ya expone a la tierra rojiza. Antes había selva, y ahora se ven las vías de acceso y taludes generados por los trabajos. Ese material será tratado en procesos de flotación (con elementos orgánicos) para obtener el concentrado: un polvo gris; se almacenará y luego se lo exportará por vía marítima. Según Cueva, la opción con más aceptación al momento es el Puerto de Guayaquil, aunque aún se analiza la ruta.

Los campamentos de ambos proyectos son distintos. En Mirador hay construcciones de oficinas y habitaciones de cemento, rodeadas de plantas y jardines. En Fruta del Norte, las facilidades son menos permanentes. Ambas empresas aseguran que toman las medidas ambientales para que cuando cierre la mina haya un mínimo impacto ambiental.

De los proyectos mineros se esperan $ 3.800 millones de inversiones. De ellos, $ 1.600 millones por cinco proyectos mayores: Mirador, Fruta del Norte, Loma Larga, Río Blanco y San Carlos Panantza, según el ministro Carlos Pérez García. Se espera que lleguen unos $ 754 millones de los proyectos de segunda generación que aún están en etapas primarias: Llurimahua, La Plata, Cangrejos, Cascabel, Curipamba y Ruta de Cobre. Otros $ 162 millones de la pequeña minería y $ 1.250 millones por los proyectos de subasta y remate.

Anunció acciones como control de minería ilegal, monetización de lo confiscado, y se buscará aprobar una nueva política minera que deje claro los casos en los que se pueden o no explotar los recursos mineros y cuándo se deben realizar consultas a las comunidades.