Los fiscales de 11 países se reúnen en Brasilia

LOS MAGISTRADOS INTERCAMBIAN INFORMACIÓN SOBRE SOBORNOS DE ODEBRECHT

Fiscales de 11 países, entre ellos Ecuador, se reunieron ayer en Brasil para buscar mecanismos de cooperación en la Operación Lava Jato, red de corrupción iniciada en Brasil que involucra el pago de sobornos por la empresa Odebrecht en América Latina, el Caribe y África.

La reunión, con carácter de reservado, se inició ayer y continuará hoy en la sede de la Procuraduría General de la República en Brasilia.

El objetivo es buscar mecanismos que puedan acelerar la cooperación con las denuncias que se realizan ante la justicia brasileña e involucran a otros países en supuestas operaciones corruptas por parte de constructoras a cambio de ventajas en obras públicas, dijo un portavoz judicial brasileño.

El fiscal general de Brasil, Rodrigo Janot, coordinador del encuentro, tiene en sus manos la delación de 77 ejecutivos de la empresa de ingeniería Odebrecht. Ellos hicieron acuerdos con las autoridades de Brasil, Estados Unidos y Suiza para delatar sus delitos a cambio de reducción de penas.

De los 14 países invitados faltaron Mozambique, Antigua y Barbuda, El Salvador y Guatemala, informó la Procuraduría brasileña en el inicio de la reunión judicial, que se realiza sin acceso de la prensa.

Los países asistentes, además del anfitrión, son Argentina, Chile, Colombia, Ecuador, México, Panamá, Portugal, Perú, República Dominicana y Venezuela.

Las investigaciones involucran a presidentes en ejercicio, como el brasileño Michel Temer y el colombiano Juan Manuel Santos, y ex-mandatarios, como el peruano Alejandro Toledo, con pedido de captura por esta causa.

J. Maquilon