Mauricio Macri usa un argumento de Cristina Kirchner para explicar el problema de la inflación

Mauricio Macri volvió a atacar a los empresarios. Lo hizo en privado y frente a sus ministros. Esta vez los responsabilizó por el problema de la inflación.

Según fuentes oficiales, el Presidente enfatizó:

?Calculan sus costos, no pelean y le incluyen al producto el alza salarial que les pide el sindicato. Ponen la ganancia que quieren y así fijan los precios. Trasladan todo el problema al consumidor.

De esta forma, verbalizó por primera vez una acusación que repite hace meses: que los hombres de negocios no ayudan a quebrar la inercia inflacionaria.

Traducido: son responsables de la inflación. Un argumento que ya había utilizado el gobierno de Cristina Kirchner.

Hasta ahora, Macri había puesto el foco en el desequilibrio fiscal. Pero la falta de resultados en la lucha antiinflacionaria alentó en la Casa Rosada reflotar ideas cristinistas.

Un argumento que el asesor Jaime Durán Barba fogonea es pelearse con los empresarios para tratar de sacarse de encima el mote de “gobierno de ricos”.

Fue el martes, después de felicitar al ministro de Producción Francisco Cabrera y de recordar al ex secretario de Comercio kirchnerista Guillermo Moreno. Se trató de un encuentro un poco más chico que la multitudinaria reunión de Gabinete.

Al Presidente se le notaba claramente la furia. Su malestar fue percibido con nitidez por los ministros: expuso la bronca contra los hombres de negocios por la ausencia de apoyo público y por su pasividad para defender al Gobierno.

Los reproches contra los empresarios empezaron hacia fines de 2015. Macri nunca les perdonó que hubiesen apostado a favor de Daniel Scioli. Y vuelven en forma recurrente por 2 causas concretas: el fracaso de la ilusoria política de “lluvia de dólares” y de los planes para frenar los precios.

Ahora la bronca se reflotó después del viaje a Davos. Así lo confesó Macri en Olivos:

?En el exterior los empresarios me felicitan y apoyan el rumbo que tomamos. Pero llego a la Argentina y sólo recibo críticas.

Sin mencionarlos, los dardos parecen apuntados a los 2 principales empresarios argentinos, que son a la vez los dueños de Techint y de Arcor.

Fuente-El Clarín

A.R