MEMPA un museo entre restos arqueológicos y la enseñanza tecnológica

Los Hologramas son el punto moderno que se mezclan con los restos arqueológicos y otros implementos que nos adentran al pasado de la cultura amazónica. El Museo Etno Arqueológico Municipal de Pastaza, ubicado en el centro de la ciudad de Puyo en la calle 9 de Octubre, alberga parte de la gran historia de quienes habitaron la selva y dejaron un legado para nuestra herencia cultural.

Esta institución se convierte en el punto de partida en el que todo turista ecuatoriano o extranjero debe visitar para iniciar un recorrido global por todos los atractivos turísticos que tiene este lugar paradisiaco. Quienes deseen visitar el museo pueden hacerlo de lunes a domingo desde las 09h00 hasta las 16h00, la entrada es gratuita. Además, cuentan con un guía que les informará de todo lo que observan y responderá todas las inquietudes que tengan sobre lo que muestra y contiene el museo.

Aunque no es muy grande en su extensión, el lugar guarda una gran riqueza arqueológica en sus urnas. Al subir las primeras escaleras el visitante observa fotografías en las paredes de las diferentes etnias de la región. Al llegar a la primera etapa del museo impresiona una gran vasija de barro que puedes observar en su respectiva urna de cristal mientras el guía te explica que como la tradicional letra de la canción “yo quiero que a mi me entierren como a mis antepasados…”, las creencias de las nacionalidades indígenas llevaban a enterrar a sus muertos en esas enormes vasijas. Más adelante también se puede observar otros recipientes más pequeños a los que trasladaban sus cenizas y mantenían cerca de ellos a sus difuntos.

Entre sus piezas más notables se encuentran, las vasijas funerarias hechas de barro amazónico, las piezas de piedra y herramientas manuales usadas por los aborígenes de Pastaza. Algunas de estas piezas datan mas de 2.000 años A.C.

Sin lugar a dudas los hologramas son el punto moderno dentro de este lugar lleno de enseñanzas y figuras ancestrales. La pantalla desde donde se pueden observar está montada dentro de una especia de altar en el que puede observar las vasijas e implementos que se usaban para ceremonias. A un lado el visitante tiene 4 botones que al ser elegidos y presionados de acuerdo a la temática que desee escuchar o más le interese hacen como que por arte de magia un joven amazónico con su rostro pintado y su vestimenta tradicional les cuente la leyenda de los hermanos mono. También si presiona otro botón aparecerá una mujer representativa de una comunidad indígena que canta en su lengua nativa y toca instrumentos que acompañan a su dialogo para explicar que significa cada una de las prendas y accesorios que lleva puesto.

Continuando el recorrido por las instalaciones del museo está el área destinada a los instrumentos de caza, pesca, cosecha y guerra. En los diferentes stand se puede admirar como con grandes piedras molían sus alimentos; también con piedras afiladas creaban cuchillas para la caza de animales.

Para saber cómo se vestían y que otros implementos usaban en sus casas, la siguiente área del museo presenta los taparrabos y penachos y llama la atención el del líder de la comunidad que era considerado cacique y vestía de una manera llamativa para diferenciarse de los demás.

Finalmente, el recorrido termina en una casa en donde podrán observar las camas, hamacas, utensilios de cocina y decoración del hogar que conservan aún varias comunidades de la selva amazónica descubriendo como viven aún los indígenas. Aquí es posible observar replicas de los diferentes tipos de chozas o viviendas típicas fabricadas en su propio estilo y funcionalidad en cada cultura principal de la provincia, estas son: Waorani, Zapara, Shuar, Achuar, y Kichwa. Cabe mencionar la variedad de artículos y utensilios en madera, piedra y arcilla que recogen, así como la variada colección de insectos y más objetos de interés.

En nuestra próxima entrega de la serie de reportajes sobre Puyo: Conozca más del Zoológico Yanacocha

Julio Cesar Ramón