El Ministerio de Salud afronta 24 procesos judiciales por medicinas

Los juzgados se han convertido en el último recurso que tienen algunos pacientes que sufren de enfermedades catastróficas, como cáncer, para acceder a fármacos que no constan en el cuadro básico de medicinas de la red de salud pública.

Es el caso de Cristina Aspiazu, de 26 años. Hace tres años y medio fue diagnosticada de linfoma de Hodgkin, y en diciembre pasado interpuso una acción de protección para que se le entregue un medicamento llamado Brentuximab.

Aspiazu tomó la decisión de optar por esa medicina con base en referencias de su efectividad en páginas de Internet y en congresos médicos. Esto tras haber sufrido tres recaídas, pues el mal afecta su sistema inmunológico, y la generación de una metástasis en un pulmón.

En febrero, la Justicia falló a su favor y ahora espera que el Ministerio de Salud le entregue esa medicina que no forma parte de las 700 que componen el cuadro básico de medicamentos. En total, su tratamiento cuesta casi 57 mil dólares (4.741 dólares cada dosis).

 

Otros casos
Según Alfredo Zeas, asesor jurídico de esta Cartera, como este hay otros 24 procesos judiciales que afronta esta institución. Solo en el último año, apuntó, se desembolsaron 20 millones de dólares para atender requerimientos de este tipo.

Fuente-Diario La Hora

A.R