Mueren 59 africanos por naufragio en el Mediterráneo

Un saldo de 48 cadáveres fueron recuperados frente a las costas de Sfax, en el sur de Túnez, y 68 migrantes pudieron ser socorridos. Aunque el barco tenía una capacidad máxima de 90 personas, en él iban más de 180.

El sábado murieron cerca de sesenta migrantes frente a las costas de Túnez y Turquía intentado llegar a Europa, en un momento en que el nuevo ministro del Interior italiano reiteraba en Sicilia su discurso antiinmigración. Este balance fue publicado hacia las 19H00 locales (18H00 GMT), tras el cese de las operaciones de búsqueda que debían reanudarse el lunes por la mañana, afirmó a la AFP el coronel Mohamed Salah Sagaama, comandante de la base naval de Sfax.

Este es el naufragio de migrantes más mortífero registrado en el Mediterráneo desde el 2 de febrero, cuando 90 personas, en su mayoría paquistaníes, murieron ahogadas frente a las costas de Zuara, en el oeste de Libia, según la Organización Internacional para las Migraciones (OIM).

La mayoría de  africanos intentan cruzar este cuerpo de agua del Mediterráneo con el propósito de escapar de una cruda realidad económica , y en busca de una mejor vida para ellos y sus familiares. Las razones de esta odisea masiva de jóvenes, cuya única esperanza es su fuerza de trabajo para un mejor porvenir.

C.T.