Gobernación del Guayas gestionó convenio entre SOLCA y la Orquesta Sinfónica de Guayaquil para dar clases de música a niños que padecen de cáncer.


Para potenciar la creatividad y el arte en los niños que padecen de cáncer, la Gobernación del Guayas gestionó un convenio entre la Orquesta Sinfónica de Guayaquil y SOLCA para que estos pequeños reciban clases de música sin costo. Este programa es llamado ´Música para el alma´” y será vía online debido a la emergencia sanitaria. Hasta el momento se han inscrito más de 50 niños que desean aprender a tocar un instrumento.
La firma del convenio se la realizó esta tarde en la gobernación, en el Salón Simón Bolívar, donde asistieron los padres de familia de estos pequeños. La jefa política, Verónica Arévalo, expresó que en equipo con las damas de SOLCA y la Orquesta Sinfónica de Guayaquil se decidió trabajar coordinadamente para darle a estos guerreros la oportunidad de un aprendizaje musical, gratuito y de calidad.
“Las clases van a hacer online hasta que las podamos hacerlas presenciales, y el director de la Orquesta Sinfónica va identificar a los niños que presenten un gusto específico por un instrumento con el compromiso de que SOLCA gestione algún instrumento para que los niños tengan una carrera profesional”, dijo Arévalo.
Ivonne Calderón, voluntaria del comité de damas de SOLCA, agradeció por la gestión realizada desde la gobernación además, indicó que las clases de música ayudarán al progreso de los niños y niñas que padecen de esta enfermedad. “Con esta iniciación musical y la oportunidad grande que da la gobernación y la Orquesta Sinfónica de Guayaquil se dará frutos a largo plazo”.
Música para el alma ayudarás a los pequeños que desean aprender a tocar un instrumento y no cuentan con los recursos necesarios, así lo expresó Sonia Mejía, madre de uno de los niños inscritos, “es una excelente iniciativa porque no todos tenemos acceso a coger un curso. Aquí tenemos niños que les gustan y desean tener esta oportunidad. Agradecemos a la gobernación por tomar en cuenta a los niños (….) estoy muy agradecida por esta labor”.
Durante la firma del convenio el director de la orquesta, Dante Santiago Anzolini, interpretó en su piano pasillos ecuatorianos. “Me gusta mucho este proyecto, yo creo que la Orquesta Sinfónica además, de las funciones de dar conciertos debe tener una función social de llegada y ayuda a los distintas hectáreas de Guayaquil. La música es terapia para todos sobre todo en este momento”.

Facebook Comments

Post a comment