Lluvias dejan muertos, y vías, casas y cultivos dañados

Ayer se conocieron los nombres y se recuperaron los cuerpos de las cinco víctimas que murieron sepultadas y arrastradas por toneladas de lodo, tras un deslave que se produjo en medio de la lluvia del lunes pasado en el sector conocido como Cerro de Oquendo, del cantón Sigchos, en Cotopaxi.

A más de las víctimas mortales, las lluvias causaron inundaciones en más de ocho provincias, dañando carreteras, vías, cultivos, viviendas, pequeños negocios y dejando a decenas de familias damnificadas que tuvieron que ser reubicadas en albergues o en casas de familiares y vecinos por encontrarse en zonas consideradas de riesgo.

Al sur de Esmeraldas, el derrumbe de al menos 20 metros de la vía estatal denominada Muisne-Chamanga-Pedernales provocó que el cantón Muisne y tres de sus parroquias no puedan comunicarse con la carretera que los conecta con el norte de Manabí, de donde llegan la mayoría de sus productos.

En Manabí, la lluvia torrencial del lunes y el fuerte oleaje que se repitió ayer en el puerto pesquero El Matal, obligó a 20 familias a salir del sector de Puerto Nuevo, 12 de estas fueron reubicadas en albergue.

En Manta, el punto más crítico fue en el sector de El Porvenir donde una vía colapsó porque la base cedió ante la fuerza de las lluvias.

En Los Ríos, los desbordamientos de los ríos Umbe, Quindinga, La Clementina, Catarama y Quevedo inundaron los cantones de Quinsaloma, Valencia, Babahoyo, Urdaneta y Quevedo, dejando a casi 200 familias afectadas.

Facebook Comments

Post a comment