Nuevo círculo del poder de Moreno

La ruptura con el vicepresidente Jorge Glas y con el exmandatario Rafael Correa, obligaron al presidente, Lenín Moreno, a una reconfiguración de su gabinete y su círculo de confianza, al menos en los puestos clave. Según el politólogo Decio Machado, hay un “proceso en construcción” que tiene que ver con armar un gobierno con figuras leales al primer mandatario, en el contexto de un “conflicto interno dentro del partido de Gobierno”. “Podemos encontrarnos con el tiempo con nuevas figuras, nuevas personas de confianza”, señala.

La coyuntura identifica a dos personas clave en términos políticos, dentro del gabinete presidencial. Por un lado, la vicepresidenta encargada Alejandra Vicuña. Machado piensa que es una “jugada inteligente por parte del presidente nombrar a una joven, guayaquileña, profesional” para reemplazar a Jorge Glas mientras él cumple su prisión preventiva, tomando en cuenta que ella pertenece a una de las provincias donde más apoyo tiene el presidente en términos de popularidad.

Por otro lado, en un momento en donde la administración de Moreno se juega su capital político con su propuesta de consulta popular, el secretario de Gestión Política, Miguel Carvajal, tiene un papel preponderante. Él encabezó la delegación gubernamental que presentó las preguntas de la consulta a la Corte Constitucional, junto a la secretaria jurídica Johana Pesántez. “Posiblemente Carvajal por su experiencia política junto con 3 o 4 nombres, sean los únicos personajes afines al partido de Gobierno que mejor pueden entender en este momento la coyuntura política nacional”, señala Machado.