Otra Copa rota para el Bombillo

Alfredo Arias apostó fuerte y perdió (0-1). Sin su principal carta de gol (Brayan Angulo) y sabiendo que solo la victoria le permitía seguir en pelea en la Copa Libertadores de América, el director técnico de Emelec realizó una serie de variantes que no le alcanzaron para doblegar a River Plate y no precisamente por errores de él, sino por la incapacidad de Marlon de Jesús para definir los tres mano a mano de los que dispuso ante el guardameta Franco Armani, anoche en el estadio Capwell.

Los errores del delantero ecuatoriano al momento de definir terminaron por agotar la paciencia del hincha ‘millonario’, que no tuvo reparos en reprocharle su accionar, recordándole el caso de agresión a una trabajadora sexual en la que se vio envuelto hace un par de semanas. “Pégale como le pegaste a la p…”, le gritó un aficionado, luego del tercer fallo, ya en tiempo de adición.

Desde la banca Arias hizo todo lo posible para sacar adelante al campeón ecuatoriano. Paró a su equipo bien adelante, aunque de una forma muy desordenada, desnudando nuevamente las limitaciones que muestra su defensa cuando utiliza línea de tres.

Pese a tener jugadores con buen dominio del esférico, la transición entre defensa y ataque se complicó. Marcos Mondaini no fue ni la sombra de aquel jugador cerebral de otras jornadas, Pedro Quiñónez abusó del juego fuerte y AyrtonPreciado lució incómodo en su función de enganche, enredándose constantemente con Ronaldo Jhonson, a quien se le dio la función de desahogar por la raya izquierda.

Antes de que Javier Pinola anote el tanto argentino, De Jesús dispuso de una clara opción para poner adelante al Bombillo, pero su definición fue al cuerpo de Armani.

En el segundo tiempo Arias apostó por Fernando Luna, Joao Rojas y Robert Burbano, pero solo los dos últimos mostraron algunos chispazos que inquietaron al equipo de la banda roja.

Los espacios que dejaba Emelec en la búsqueda del tanto del empate le permitieron a River contar con otras dos opciones para definir el asunto, pero Rafael Borré e Ignacio Scocco fracasaron ante Dreer.

En el minuto 90 el fútbol le dio la oportunidad de la revancha a De Jesús, pero nuevamente estrelló el balón en la humanidad del arquero.

Aún había tiempo para algo más. Fue una especie de película repetida, con los mismos protagonistas e idéntico final.

De esa forma caía el telón del partido, dejando al Bombillo cerca de la eliminación, con una rueda de revancha que lo llevará de visita ante River y Flamengo, cerrando en casa ante Santa Fe. Con apenas un punto, conserva una posibilidad matemática de pelearla, aunque futbolísticamente luce prácticamente eliminado.

El partido número 100 de Arias al frente del Bombillo se convirtió en el triunfo 100 de Marcelo Gallardo.

Imagen institucional

Los dirigentes y periodistas argentinos que estuvieron anoche en el estadio Banco del Pacífico – Capwell resaltaron la modernidad del escenario. Los principales de River Plate fueron recibidos en una de las torres, donde observaron con comodidad el partido.

Demasiado handicap

La cuota extranjera no aporta en Emelec. El argentino Fernando Luna ya perdió la titularidad y cuando ingresó a la cancha no solucionó nada, mientras que el colombiano Estéfano Arango ni siquiera está entre los alternantes. Es demasiada ventaja para el rival.