Pablo Guerrero Martínez retornó después de siete años de exilio.-

Después de siete años de exilio, Pablo Guerrero Martínez arribó al país la tarde de ayer al aeropuerto Mariscal Sucre de Tababela, proveniente de la República Checa, donde residió como asilado político. El proceso penal iniciado en su contra durante la presidencia de Rafael Correa prescribió.

En arribo internacional el activista político fue recibido por sus familiares y amigos. También estuvo su hermano José Luis Guerrero quien arribó una semana antes al país y que también fue vinculado al caso ECTV del 30 de septiembre de 2010.

Guerrero Martínez durante la crisis institucional del denominado 30-S dijo públicamente que ‘el Presidente no había sido secuestrado y que estaba faltando a la verdad’, él fue uno de los 13 acusados de terrorismo durante los hechos del 30-S.

Sin embargo el juez Vigésimo Cuarto de Garantías Penales, Galecio Alexander Luna dejó sin efecto la orden de prisión en contra de Pablo Guerrero, quien se dice que irrumpió junto a una turba de manera violenta en los estudios de Ecuador TV, durante los hechos del 30-S.

 

En el aeropuerto

Dirigentes como Wilfrido Ruiz, Mario Pazmiño, dirigente de Pichincha del (PSC); José Ortiz, representante de los jubilados; Edgar Burgos de (Pachacutik) y otros políticos expresaron su solidaridad al activista.

Guerrero no esperó salir del aeropuerto para expresar su indignación y dijo que mientras volaba se maravilló viendo las montañas y lo bello que es Ecuador, pero al mismo tiempo lamentó que el “Correismo ha dejado al país sin República”.

Hizo un llamado a la ciudadanía a rehabilitar los principios republicanos y a no convertirse una colonia de Venezuela ni del Castro Chavismo. “Nosotros no somos comunistas, tenemos que luchar para ser una patria libre, hija de Montalvo, Espejo y de Alfaro”, dijo.

EL DATO
Se le acusaba de irrumpir junto a una turba de manera violenta en los estudios de Ecuador TV, durante los hechos del 30-S.
Mientras el activista dejó el aeropuerto las personas que le acompañaron corearon varias veces la palabra libertad. El mismo alzó sus manos y gritando exclamó en varias ocasiones que se respete la libertad de las personas.

“Se comieron la República del Ecuador los Correistas, dejó de ser República, ahora es un Estado fallido y vemos a dos personas disputándose. Por un lado Rafael Correa y por el otro lado Lenín Moreno que está haciendo una penitencia precaria, porque debería ejercer el poder como Presidente y no estar secuestrado por los Correistas”.

Dijo que ha regresado al País a aportar para recuperar la República, para trabajar en la recuperación de las libertades, que las personas puedan tomar sus propias decisiones, que no sea el Estado el que le diga qué debe estudiar, qué debe producir, qué debe creer, qué debe pensar.

“Mi compromiso pacífico de luchar y rehabilitar los principios republicanos y las virtudes liberales que nos legó Alfaro, Montalvo, no Fidel Castro, No Che Guevara, los Ecuatorianos somos libres y no somos Comunistas”. (PSD)

Fuente/LaHora