Paúl, Javier y Efraín vuelven a casa

Los cuerpos de Javier Ortega, Paúl Rivas y Efraín Segarra arribaron a las 09:50 de este miércoles 27 de junio al aeropuerto Mariscal Sucre de Quito. Los restos del equipo periodístico de diario El Comercio fueron trasladados desde Cali, Colombia, en un avión de las Fuerza Aérea Ecuatoriana (FAE). La aeronave fue recibida con un arco de agua en honor a los comunicadores asesinados en la frontera norte por el grupo disidente FARC, conocido como Frente Oliver Sinesterra, liderado por “Guacho”.

Los féretros cubiertos con las banderas de Ecuador descendieron del avión Casa de la FAE y fueron recibidos por autoridades ecuatorianas, familiares, amigos y comunicadores. Además, en el vuelo también retornaron los familiares del equipo periodístico, que viajaron a Cali para estar presentes en las pericias realizadas en la identificación de los cadáveres. Los cuerpos fueron encontrados en la zona selvática del municipio colombiano de Tumaco, el pasado 21 de junio.

Varios vehículos con fotos de Javier, Paúl y Efraín junto a consignas como “Nadie se cansa” y “Por un país de paz”,  estaban listos para acompañar a los féretros hacia el Memorial Necrópoli, en el norte de Quito, para la preparación de los cadáveres, luego serán trasladados a una capilla ardiente íntima en el sur de la capital.

El jueves 28 de junio está previsto que se realice otra capilla ardiente en la iglesia La Dolorosa, ubicada en las avenidas Mariana de Jesús y América, norte de Quito, esta será abierta a todo público.

El equipo de comunicadores fue secuestrado el pasado 26 de marzo del 2018 en Mataje, provincia de Esmeraldas, zona fronteriza con Colombia. Luego de dieciocho días , el 13 de abril, el presidente Lenín Moreno confirmó que los tres periodistas fueron ejecutados por el grupo armado de Colombia, disidencia de las FARC Frente Óliver Sinisterra. Hasta el momento, su líder sigue escabulléndose de las autoridades colombianas y ecuatorianas que dictaron orden de captura contra Walter Arizala, alias “Guacho”.

 

C.B.