Presidente de Cataluña no convocará a elecciones regionales

Barcelona –

El presidente regional de Cataluña anunció y luego canceló un discurso oficial el jueves entre conjeturas de que desistiría de proclamar la independencia y convocaría a elecciones anticipadas. En un breve anuncio, dijo que no convocará a elecciones regionales como había propuesto el gobierno central, una medida que hubiera podido aliviar la tensión.

Puidgemont dijo que el parlamento catalán decidirá cómo responder a una intervención de la autonomía.

Carles Puigdemont dijo que había pensado en convocar a la elección, pero optó por no hacerlo porque no recibió garantías suficientes de que el gobierno central suspendería sus medidas “abusivas” de tomar el control de Cataluña.

En un discurso desde su palacio en Barcelona, anunciado a las apuradas, el líder separatista dijo que el parlamento regional decidirá cómo responde al plan de las autoridades en Madrid.

Las medidas, que el Senado se dispone a aprobar el viernes, conducirán a la primera intervención directa del gobierno central en una de las 17 regiones autónomas del país.

El gobierno derechista del presidente Mariano Rajoy había ofrecido detener las medidas extraordinarias si se convocaba a elecciones en Cataluña, pero luego se retractó.

Parlamento sesionará

En breve el Parlamento catalán discutirá su respuesta al plan de las autoridades madrileñas de tomar el control directo de la próspera región habitada por 7,5 millones de personas.

El problema catalán ha provocado la crisis política más profunda en el país en las cuatro décadas desde el retorno a la democracia después de la dictadura de Francisco Franco.

El actual enfrentamiento se agudizó desde el 1 de octubre, cuando Cataluña realizó un controvertido referendo sobre la independencia. La votación fue abrumadora a favor de la secesión, pero menos de la mitad de los votantes habilitados acudieron a las urnas.

Con todo, el presidente Carles Puigdemont ha dicho que el referendo, desautorizado por la Corte Constitucional, le dio mandato para declarar la independencia.

Hasta el momento ha desistido de proclamar una nueva república, con el argumento de darle al gobierno español la posibilidad de negociar.

El famoso artículo 155

Madrid, por su parte, insiste en que no puede negociar la secesión, y el presidente del gobierno, Mariano Rajoy, quiere activar el artículo constitucional que le permitirá asumir el control en gran medida de los asuntos de la región autónoma. El Senado prevé reunirse el viernes para aprobar el plan de activar el Artículo 155 constitucional.

Dos funcionarios parlamentarios dijeron a The Associated Press que Puigdemont ofreció a través de mediadores convocar a elecciones si el gobierno central desiste de la intervención, pero el Partido Popular de Rajoy rechazó la oferta.

Los funcionarios hablaron bajo la condición de anonimato porque las discusiones no eran públicas.

El senador Javier Arenas, del Partido Popular, dijo que el llamado a nuevas elecciones regionales no basta para detener al Senado. El gobierno español dijo que no hará declaraciones antes de que Puigdemont aclare su posición.

 

S.B