Presidente Correa plantea que Estado pague pensiones para reducir prisiones por alimentos

El presidente Rafael Correa anunció que se estudian alternativas para reducir el número de personas detenidas por faltar a su obligación de pagar alimentos a sus hijos. Dijo que a noviembre de 2015 se registraron 182.640 juicios por pagos de alimentos y que al día de hoy existen  821 personas en prisión por alimentos.

“¿Qué estamos buscando: justicia o venganza? Meter preso al tipo que de buena o mala fe no pudo pagar alimentos a sus hijos. Si ya no encontró empleo, ya no lo va a encontrar nunca”, ha argumentado.

Correa dijo que en meses anteriores se envió a la Asamblea Nacional una propuesta para que las personas que tienen prisión por alimentos puedan dormir en prisión, pero durante el día puedan salir a buscar un empleo para mantener a sus hijos. Sin embargo esa intención fue rechazada en la Asamblea por la Mesa de Justicia.

El presidente anunció que esa es una alternativa, permitida por el Código Integral Penal: la de  utilizar brazaletes para permitir salir de prisión a personas condenadas pero de baja peligrosidad. “Así esa persona deja de ser una carga para el Estado, y se le permite que salga de la cárcel y pueda trabajar y alimentar a sus hijos”, dijo.

Una segunda opción es que el Estado asuma el pago de las pensiones alimenticias y que el condenado por alimentos trabaje temporalmente para el Estado en empleos de baja remuneración. Este medida se la implementaría hasta que el involucrado pueda conseguir un trabajo estable.