El príncipe Enrique y Meghan Markle, los nuevos duques de Sussex.

El príncipe Enrique de Inglaterra y Meghan Markle empezaron su nueva vida tras la mundialmente conocida “boda real” celebrada en Windsor. A partir de mañana, tendrán su primer compromiso oficial donde se encontrarán con el Príncipe Carlos en los jardines de Buckingham para la participación de un evento.

Entre los momentos más destacados, aparecieron: el emocionante sermón del reverendo afroamericano Michael Curry, además la canción Stand by me interpretada por un coro góspel, las palabras “Estás impresionante” que le dedicó Enrique a su prometida en el altar.

El príncipe y la ex actriz americana se dieron “el sì quiero para siempre” el sábado en la Iglesia de San Jorge del castillo de Windsor durante la ceremonia que combinó el esplendor de la monarquía británica.

Parte de la prensa británica reseñó en profundidad el matrimonio, rivalizando en elogios para comentar la ceremonia como “El mejor de todos los enlaces reales”,  publicó The Sun on Sunday, diciendo que esta unión supone un “cambio histórico” para la monarquía.

Mientras el diario The Guardian, menos optimista publicó “Aunque modernos en comparación con sus padres, Enrique y Meghan no son nada “revolucionarios”. La novia “abandonó su carrera y el príncipe Enrique no demostró que deseaba tener una, concluyó el diario.

 

C.B.