Se ahonda crisis en el Consejo Nacional Electoral por división interna y falla técnica en elecciones

El futuro del Consejo Nacional Electoral (CNE) se balancea entre una profunda ruptura política interna entre sus miembros, con advertencias de un juicio político en la Asamblea Nacional, y los “graves incidentes” hallados en el sistema informático que transmitió los resultados de los comicios seccionales y de los vocales del Consejo de Participación Ciudadana y Control Social (CPCCS) del pasado 24 de marzo de 2019.

El 2 de julio, la presidenta del CNE, Diana Atamaint, y el consejero José Cabrera anunciaron la contratación del informático Enrique Mafla, como coordinador nacional de Seguridad Informática y Proyectos Tecnológicos. Él fue parte de la Comisión Técnica por la Transparencia que observó el funcionamiento del Sistema de Transmisión y Publicación de Resultados (STPR) de las votaciones recientes. El también catedrático elaboró un informe propio sobre los “incidentes del 23 y 24 de marzo” que se ha mantenido en reserva. Ahí, relata que las fallas habrían surgido desde el contrato que suscribió el CNE con la Corporación Nacional de Telecomunicaciones (CNT), que dio el servicio de alquiler del centro de datos alterno.

El 24 de marzo el sistema dejó de transmitir en su portal web los resultados electorales actualizados; y el problema había empezado un día antes, cuando se realizó una prueba de carga que había sobrepasado la capacidad de firewall (protección de amenazas) y provocó la suspensión del proceso de replicación. El 25 de marzo se había logrado restablecer el servicio entre las 04:00 y las 10:00, pero lo que se mostraba era “un servicio precario (desactualizado)”.

Atamaint ha respondido: “Si algún grupo o consejeros tienen tiempo para perder en denuncias infundadas que no tienen las fuentes necesarias, que se dediquen a hacer eso. Los consejeros que sí respetamos a la institución, seguiremos con un operativo serio”, criticó.

Fuente: «El Universo»