Trump señala que no está en guerra con Corea del Norte

Sin embrago, si está en “guerra” con grandes ligas deportivas norteamericanas.

El Presidente de los Estados Unidos arremetió duros comentarios hacia los deportistas profesionales de la NFL (National Football League), en donde varios de sus jugadores han tomado en estas últimas semanas la costumbre de arrodillarse antes de entonar el Himno Nacional de EE.UU, esto en señal de protesta por la brutalidad policial y la violencia racial.

El Presidente Trump tomó esta acción como una falta de respeto al Himno y a la Bandera por lo que en un discurso pregunto “¿No les gustaría que los dueños de los equipos de la NFL, cuando vean a algún jugador faltar el respeto nuestra bandera dijeran: ¡Que expulsen a ese hijo de p*** ahora mismo! ¡Está despedido!?

Esto no mermo los ánimos de protesta de los jugadores de la NFL y mucho menos influyo en los entrenadores de la liga Norteamérica quienes no piensan tomar medidas en contra de sus jugadores. Pero la NFL no es la única de las grandes ligas norte américas que entro en conflicto con Donald Trump. Los últimos campeones de la NBA no acudirán a la tradicional recesión de la Casa Blanca.

Como manda la tradición el equipo ganador debe visitar la Casa Blanca como símbolo de reconocimiento, pues Stephen Curry bicampeón de la NBA dijo rotundamente “No quiero ir”. Minutos después, Trump en su cuenta twitter publicó que acudir a la casa blanca es un honor y retiraba su invitación.

Para añadir más leña al fuego LeBron James twitteo la frase ” ir a la Casa Blanca era un honor hasta que llegaste tú”

Al rechazo, por parte de jugadores de futbol americano y de baloncesto se suman cantantes, el último de ellos es Stevland Hardaway Judkins, conocido artística y mundialmente como Stevie Wonder, quien de la misma forma se arrodillo luchando por los derechos de todos los norteamericanos.