Venezuela se prepara para una jornada de protestas a favor del revocatorio a Nicolás Maduro

Pese a la prohibición del régimen venezolano, el gobernador de Miranda, Henrique Capriles, confirmó que la oposición marchará hacia la sede del Tribunal Surpremo de Justicia. Aumenta la presión por el referendo.

El líder opositor y dos veces candidato a la presidencia de Venezuela, Henrique Capriles, reiteró que la oposición marchará el miércoles a la sede del Tribunal Surpremo de Justicia (TSJ) que el domingo prohibió las manifestaciones en los alrededores del Poder Electoral.

La oposición venezolana, que busca aumentar la presión por un referendo revocatorio contra el presidente venezolano, Nicolás Maduro, marchará hacia la Corte Segunda de lo Contencioso Administrativo, ubicada en Caracas. Mientras que en el resto del país se marchará a las distintas sedes del TSJ o del Ministerio Público, según consigna el diario El Nacional.
LA OPOSICIÓN MARCHARÁ A LA SEDE DEL TRIBUNAL SUPREMO DE JUSTICIA Y SE REALIZARÁN OTRAS MANIFESTACIONES EN TODO EL PAÍS.
Las movilizaciones se producen en un contexto de malestar social por la severa escasez de alimentos y medicinas, y una inflación proyectada en el 700% por el FMI para el 2016. A ello se suman los cortes coridianos de luz y agua, y altos índices de criminalidad.

Según el Observatorio de Confictividad Social, en los últimos cuatro meses se registraron unas 2.000 pequeñas protestas, la cuarta parte en reclamo de alimentos y se contabilizaron 166 saqueos a comercios.

Pero el TSJ pretende evitar más manifestaciones con su sentencia e instó a las policías locales a«adoptar las medidas de seguridad permanentes» en las sedes del CNE en todo el país con el fin de «impedir los actos no autorizados, marchas, protestas, concentraciones no permisadas y manifestaciones violentas, convocadas por las organizaciones políticas y civiles».
«Mañana vamos a una movilización allá (al CNE) a exigirle que no se meta, que no interfiera, y que no están por encima de la Constitución de la República Bolivariana de Venezuela, ningún juez, ningún magistrado», agregó Capriles.
El CNE concluirá el 2 de junio su revisión de las 200.000 firmas necesarias para activar el referendo, un plazo que según la oposición fue retrasado deliberadamente varias veces. Completado ese paso la MUD deberá recolectar en tres días unas cuatro millones de firmas adicionales para convocar la consulta popular que definirá el futuro de Maduro.
El 10 y 17 de mayo, partidarios de la coalición Mesa de la Unidad Democrática (MUD) intentaron sin éxito marchar hacia la sede central del CNE en Caracas, al ser bloqueados por piquetes policiales y militares, desatándose escaramuzas.
Su objetivo era exigir al CNE no dilatar la revisión de unas firmas entregadas el 2 de mayo para activar el referendo, primer paso de un largo y complejo proceso para revocar el mandato de Maduro. El CNE señaló que esa fase culminará el 2 de junio.
Fuente: infobae